author Llamar: 996 120 572

Familia peruana compra 08 inmuebles en New York… ¿Es momento de comprar un inmueble en nuestro país?

Familia peruana compra 08 inmuebles en New York… ¿Es momento de comprar un inmueble en nuestro país?

Hace dos semanas una familia peruana hizo noticia a nivel mundial, al haber comprado en plena pandemia ocho inmuebles de lujo en New York. La compra superó los US$25´000,000 y aunque la inmobiliaria se negó a realizar alguna rebaja, finalmente la familia recibió un descuento del 7% porque según indicaron “las cosas podían empeorar”. María Velázquez, de la empresa Douglas Elliman, señaló que la familia realizó la compra en esta coyuntura porque “ellos sintieron que su dinero estaba más seguro en un departamento en New York que en un banco”.

Esto nos lleva a la natural pregunta sobre si es oportuno realizar compras inmobiliarias en nuestro medio. En principio y como es de público entendimiento, el futuro inmediato de la economía en general de nuestro país (y del mundo) no será de lo mejor. Después de varios años de crecimiento del PBI nacional (superávit), el balance del presente 2020 está sumamente comprometido e incluso lo podrían estar también los siguientes años venideros, lo que se resume en que las empresas no terminarán el año en azul, incluso muchas de ellas cerrarán y el empleo formal, que había experimentado leves subidas en los últimos dos años, está sumamente amenazado.

Respecto del sector inmobiliario en específico, el 2019 cerró por tercer año consecutivo en subida, con más de 18,000 viviendas nuevas vendidas solo en Lima y a nivel nacional fue prácticamente el doble. Aunque logramos un resultado aún lejano a lo conseguido en el 2012 (25,000 ventas en Lima), fue bastante auspicioso que sigamos subiendo de forma sostenida.

¿Qué sucederá ahora? El escenario económico, en general, es complicado y aún existen muchas dudas e interrogantes pues los mensajes recibidos no son todavía lo suficientemente claros, tanto por el lado del Estado como del propio mercado y la banca, lo cual lleva a la natural incertidumbre de la ciudadanía. Sin embargo con la información con la que actualmente se cuenta podemos decir que sí, que este es el mejor momento para comprar inmuebles, y lo aseguramos además a la luz de diálogos sostenidos con expertos, representantes de inmobiliarias y especialistas financieros. Si deseas comprar una vivienda este es tu momento. Pasamos a explicar por qué.

Tomemos como punto de inicio lo que ocurre en la banca. Las tasas para créditos hipotecarios se encuentran alrededor del 7%, los mismos que se mantendrán en ese orden, tanto para créditos fondeados con los recursos de la banca y con mucha más razón para los créditos Mi Vivienda, pues estos se fondean con dinero del Estado, por ende aunque la proyección era que para este año las tasas de interés en general podían reducirse, lo que sucederá ahora es que se mantendrán en el mismo promedio, máxime los dirigidos a la clase media y baja de la ciudad.

De otro lado, aunque la Superintendencia de Banca y Seguros -SBS- redujo la Tasas de Referencia, esto no alcanza a los créditos hipotecarios pues éstos son préstamos a largo plazo y por tanto son productos diferentes. Lo que sí podría impactar es la reducción de la Tasa de Encaje, con lo cual los bancos cuentan con mayor disposición de dinero para poder colocar préstamos. Muy aparte, es preciso señalar que la SBS aprobó a las entidades bancarias la reprogramación de los créditos hipotecarios sin mayores cargas de capital, lo cual alivia a las familias que ya cuentan con esta responsabilidad.

Con respecto de la oferta existente, la empresa VALIA realizó un análisis que nos da cuenta que al comparar los meses de febrero y marzo, hubo una disminución en el precio de venta de los inmuebles en Lima, que cayeron de forma general en un 4.1%. Las causas serían varias por las que las inmobiliarias y familias (que venden viviendas de segundo uso) se han visto presionadas a reducir sus precios, creyendo personalmente que la razón principal es obviamente, la suspensión de toda actividad comercial y social, y por ende la disminución de posibles compradores.

Otros factores son la subida del dólar, la dificultad de encontrar especialistas en ventas inmobiliarias (agentes inmobiliarios) y las generalizadas dificultades para que la población pueda seguir cumpliendo con sus normales obligaciones económicas, producto de la paralización comercial en la que nos encontramos hace casi dos (02) meses y que tardará aún más en operar a plenitud. Según lo conversado con amigos de empresas inmobiliarias, los precios no bajarían más, pues los costos se mantienen y no habría cómo poder reducir más.

Por su parte del gobierno está tomando medidas económicas diversas y respecto del sector se aprobó recientemente eliminar los requisitos de ahorro e inicial para postular a los beneficios del programa Techo Propio. Asimismo el viceministro de esa cartera, David Ramos, señaló que se está evaluando la disminución de la inicial para adquirir una vivienda a través del crédito Mi Vivienda. Igualmente señaló que se flexibilizarían las regulaciones para las licencias de construcción y con esto impulsar también la oferta.

El panorama revisado nos lleva a indicar que sí, que este es el momento oportuno y preciso de poder realizar la compra de un inmueble, ya sea para vivir o para invertir en un activo que brindará flujos de ingresos sostenidos a lo largo del tiempo vía alquiler, con retornos mucho más atractivos que si se tuviera ese mismo dinero guardado en un banco.

Marcos Velazco

Especialista en Negocios Inmobiliario

img

Marcos Velazco

Artículos Relacionados

Ministerio de Vivienda reduce cuota inicial e incrementa los montos de subsidio para compra de viviendas

Como lo afirmamos hace dos semanas en nuestro post anterior, estamos en buen momento para la compra...

sigue leyendo
Marcos Velazco
por Marcos Velazco

Únete a la discusión